Neurocirugía Pediátrica (Hidrocefalia, Craneosinostosis, "Quistes Cerebrales")

La Neurocirugía Infantil o Pediátrica trata enfermedades del Sistema Nervioso que afectan a niños desde el nacimiento hasta los 15 años aproximadamente. Algunas enfermedades Neuroquirúrgicas son específicas de este grupo, como las Malformaciones Congénitas Craneanas y Espinales (Craneosinostosis o cierre precoz de suturas craneanas; defectos de cierre del Tubo Neural como Mielomeningocele). Además la población infantil puede presentar un grupo particular de Tumores Intracraneanos que requieren un enfoque específico y multidisciplinario. La Hidrocefalia es una patología prevalente en los pacientes neuroquirúrgicos en este rango de edad.

Los Neurocirujanos Pediátricos nos  concentramos  en los problemas quirúrgicos de los niños y adolescentes que afectan al Cerebro, Médula Espinal o los Nervios Periféricos. Nos preocupamos  también por orientar a los padres que esperan un bebé que pudo haber sido diagnosticado antes de nacer con un problema de neurocirugía. El uso de diferentes modalidades de tratamiento como la endoscopia, el trabajo en conjunto con otras especialidades como Neonatología, Pediatría Oncológica, Neurología Infantil  e Intensivo Pediátrico hacen que la Neurocirugía Infantil tenga las condiciones para tratar todas las patologías neuroquirúrgicas en pediatría.

La Neurocirugía Pediátrica se especializa en la evaluación y el tratamiento de niños con una serie de trastornos neuroquirúrgicos, tales como Tumores cerebrales, “Quistes Cerebrales”, Trastornos del movimiento, Epilepsia intratable, Hidrocefalia, Craneosinostosis, Lesiones en la Cabeza y la Espina Bífida, así como otras Malformaciones craneales y Deformidades de la columna.

La Neurocirugía Pediátrica es una especialidad única. Los neurocirujanos infantiles tenemos la oportunidad de intervenir en un Sistema Nervioso que está en desarrollo y reparar lesiones que en el futuro mejorarán la calidad de vida de los pacientes