Lesiones de Nervios Periféricos y Plexo Branquial

El sistema nervioso periférico es uno de los tres grandes compartimientos en los que se halla dividido el sistema nervioso, junto al cerebro y la médula espinal. Es el nexo que conecta el sitio donde se generan y sincronizan los impulsos nerviosos (cerebro y médula espinal) con los músculos y los receptores sensitivos, y, por ende, con el mundo exterior.

Las enfermedades quirúrgicas que afectan nervios y plexos son sujeto de tratamiento por parte de un equipo multidisciplinario, donde tenemos las siguientes:

• El Síndrome del túnel carpiano (STC) es la neuropatía por compresión sintomática más frecuente, afecta al nervio mediano a nivel de la muñeca, con una prevalencia del 5% en la población adulta, y se caracteriza fisiológicamente por la evidencia de aumento de la presión dentro del túnel carpiano manifestándose con dolor nocturno, intermitente, alteración de la sensibilidad en la mano afectada. Este síndrome está asociado a factores de tipo ocupacional.

• El diagnóstico se lo realiza clínicamente a través de la historia clínica, anamnesis, exploración neurológica y se complementa con estudios de imagen (eco o RM), electrofisiológicos (ENMG) y cuestionarios relacionados a la calidad de vida modificada por la enfermedad.

• El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos refractarios al tratamiento conservador y de incapacidad de las actividades en la vida diaria.
Las opciones quirúrgicas incluyen cirugías abiertas (convencionales o mini-abordaje), endoscópicas, epineurotomia, tenosinovectomia.

 

Neurocirujano-Quito-Sindrome-del-tunel-cubital-y-su-tratamiento-en-quitoEl atrapamiento del nervio cubital ocurre cuando el nervio cubital del brazo se comprime o se irrita.

El nervio cubital es uno de los tres nervios principales del brazo. Va desde el cuello hasta la mano, y puede comprimirse en varios lugares, como debajo de la clavícula, el codo o en la muñeca. El lugar más común de compresión del nervio es detrás de la parte interna del codo. La compresión del nervio cubital en el codo se llama “síndrome del túnel cubital”.

El adormecimiento y hormigueo de la mano y los dedos son síntomas comunes del síndrome del túnel cubital. En la mayoría de los casos, los síntomas se pueden controlar con tratamientos conservadores como cambios en las actividades e inmovilización. Si los métodos más conservadores no mejoran sus síntomas, o si la compresión del nervio está ocasionando debilitamiento en el músculo o daño en la mano, la cirugía está indicada.

Durante el examen físico, el neurocirujano determinará en que sitio se encuentra la compresión y en base al examen físico, estudios de imagen y electrofisiológicos, se determinará el tratamiento más adecuado para cada paciente.

Dentro de los tratamientos quirúrgicos se encuentran la liberación del túnel cubital mediante cirugía abierta o endoscópica, la transposición anterior, subcutánea, intermuscular o submuscular del nervio cubital y la epicondilectomía medial.

Neurocirujano-Quito-Lesiones-de-plexo-braquial-y-su-tratamiento-en-quitoEl trauma del plexo braquial tiene efectos catastróficos para el paciente, lo cual altera totalmente la estabilidad familiar, social y laboral, que lo llevan muchas veces a problemas de depresión severa y algunas veces con ideas de suicido.

El plexo braquial está conformado por las raíces nerviosas que salen de la medula cérvico-torácica (C5, C6, C7, C8 y T1). Las lesiones del plexo braquial son causadas por estiramientos excesivos, desgarros u otros traumatismos (principalmente accidentes de moto). Las lesiones se producen a menudo como consecuencia de accidentes vehiculares, lesiones deportivas o heridas de armas de fuego o armas corto-punzantes. Muchas lesiones del plexo braquial también se producen al nacer (Lesión obstétrica) si los hombros del bebé quedan atascados durante el proceso del nacimiento y los nervios del plexo braquial se estiran o desgarran.

Los síntomas pueden incluir un brazo inválido o paralizado, pérdida del control muscular del brazo, de la mano o de la muñeca y falta de sensibilidad o sensación en todo el miembro afectado.

Algunas lesiones del plexo braquial son menores y se recuperarán completamente en varias semanas. Otras lesiones son lo suficientemente graves y podrían causar alguna incapacidad permanente en el brazo.

Los factores que pueden afectar los resultados después de una lesión del plexo braquial incluyen la edad del paciente, el tipo de lesión ( preganglionar o post ganglionar), la gravedad ( neurapraxia, axonotmesis, neurotmesis), la extensión de la lesión (parálisis total o casi total) y la ubicación de la lesión ( Supraclaviculares, Infraclaviculares, Retroclaviculares). Aunque las lesiones del plexo braquial ocasionarán problemas duraderos para el paciente, la atención de un neurocirujano y la terapia adecuada pueden maximizar la función.

El tratamiento de las lesiones del plexo braquial incluye terapia ocupacional, fisioterapia, cirugías y terapia del dolor.

Se puede dividir los tipos de cirugía en tres grandes categorías:

• Cirugía para reparar los nervios directamente a través de injertos de nervio.

• Cirugía a través de trasferencias nerviosas o neurotizaciones.

• Cirugía secundarias: las que se realizan en huesos, tendones o músculos, no en los nervios. En estas se incluyen las artrodesis, los trasplantes musculares y las transferencias tendinosas.