Neuroendoscopia de Cráneo y Columna

El desarrollo y perfeccionamiento de la neuroendoscopia ha sido impulsado por el deseo persistente de los neurocirujanos para progresar en este ámbito y ofrecer opciones menos invasivas y más eficaces al paciente. En neurocirugía, al igual que otras especialidades, el uso del endoscopio ha ido ganando terreno progresivamente pero de forma constante.

En la actualidad, una gran cantidad de cirugías se pueden llevar a cabo mediante endoscopia o con la ayuda del endoscopio.

NEUROENDOSCOPIA CEREBRAL Y DE LA BASE DE CRÁNEO

Es un procedimiento mínimamente invasivo que se realiza con instrumental especializado a través de un orificio en el cráneo ( o a través de orificios naturales como la nariz) por donde se introduce un neuroendoscopio y bajo monitoreo de televisión se lleva a cabo un procedimiento específico.

Varias patologías craneanas y de base de cráneo se pueden resolver mediante neuroendoscopia:

Hidrocefalia – mediante la ventriculostomia del tercer ventrículo (método para manejar hidrocefalia sin colocación de válvula)

Biopsia de tumores – ventriculares o cerebrales

Quistes – quistes por neurocicticercosis, quistes coloides, quistes aracnoideos

Tumores cerebrales de base de cráneo – tumores de la silla turca ( prolactinomas, adenomas, microprolactinomas) o tumores de la base del cráneo (meningiomas).

Fístulas de LCR – cierre de fracturas de base de cráneo que están asociadas a salida de líquido céfalo raquídeo (LCR) por la cavidad nasal.

Malformaciones craneanas pediátricas – Craneosinostosis (cierre prematuro de una o varias suturas craneanas)

NEUROENDOSCOPIA ESPINAL

Las ventajas que tiene sobre la cirugía convencional son principalmente, la magnificación de las estructuras sobre las que vamos a trabajar, con lo cual el control sobre las estructuras nobles como pueden ser los nervios, es mayor y el riesgo de lesión es menor; y por otro lado, el sangrado y la agresión a la musculatura es mucho más pequeña, con lo cual la recuperación del paciente es muchísimo más rápida. Esta indicada para casos específicos de hernia discal lumbar y estenosis de canal.

NEUROENDOSCOPIA DE NERVIOS PERIFERICOS   

El síndrome del túnel carpiano puede ser operado mediante una cirugía de liberación endoscópica en determinados casos, excepto cuando el paciente ha sido sometido anteriormente a una cirugía abierta del canal carpiano. La cirugía endoscópica del síndrome del canal carpiano es una cirugía mínimamente invasiva. Es una técnica alternativa a las técnicas convencionales de tratamiento para esta patología

Las cirugías endoscópicas conllevan un post-operatorio más confortable, menos doloroso y con un menor riesgo de complicaciones cuando son correctamente indicadas, permitiendo una más pronta recuperación del paciente y reduciendo los días de estancia hospitalaria, ya que la técnica quirúrgica es menos agresiva que la cirugía convencional, sin embargo quedará a criterio del neurocirujano cual técnica es la más conveniente para el paciente.