Neuronavagación y Estereotaxía

Por primera vez los sistemas de navegación asociados al uso de técnicas de cirugía asistida por computadora permiten al cirujano saber con exactitud, la posición de los instrumentos quirúrgicos durante el acto operatorio en una imagen tridimensional.

El requerimiento básico de cualquier técnica de navegación es el registro exacto de la posición del paciente y su correlación con la base de datos de imágenes.

Una parte importante del uso clínico de esta tecnología es la planeación y simulación quirúrgicas. El objetivo de la planeación quirúrgica es la optimización de los resultados.

La localización estereotáxica es una técnica neuroquirúrgica capaz de lograr la localización y abordaje de cualquier punto o “target” intracraneal mediante un sistema de coordenadas. Existen dos sistemas específicos que permiten la localización estereotáxica de las lesiones. Estos son los sistemas de neuronavegación y estereotaxía.

• La neuronavegación es una herramienta de gran utilidad para las cirugías cerebrales. A través de un sistema de triangulación satelital, esta técnica le permite al neurocirujano una guía continua durante la cirugía con la cual se pueden planificar craneotomías, trazar trayectorias dentro del cerebro y de esta manera realizar resecciones tumorales más seguras reduciendo tiempos operatorios y de hospitalización. Se basa en un principio similar al del GPS ordinario en la que los satélites se sustituyen por cámaras y el mapa por una Resonancia del paciente o una tomografia.

Indicaciones de la Neuronavegación

• Tumores cerebrales
• Cirugía de base de cráneo
• Cirugía de la epilepsia
• Cirugía del Parkinson
• Cirugía de columna con colocación de tornillos pediculares
• Cirugías de hipófisis
• Cirugías complejas de reconstrucción cráneo – facial

Ventajas de la Neuronavegación

• Incisiones de menor tamaño
• Craneotomías centradas con exactitud, incluso de menor tamaño que la lesión.
• Capacidad de encontrar lesiones de tamaño milimétrico, que antes precisaban un procedimiento estereotáxico de varias horas de duración.
• Menor tiempo quirúrgico
• Menor riesgo para las zonas de importancia funcional
• Mayor radicalidad en las resecciones
• Mínimo uso de rayos X en cirugías que antes lo precisaban (cirugía transesfenoidal de la hipófisis, cirugía de columna)
• Menor número de complicaciones postquirúrgicas (infecciones, fístulas, etc.)
• Menor riesgo de secuelas
• Corta estancia hospitalaria
• Menor defecto cosmético

La estereotaxia promueve la utilización de un marco fijo que se sujeta a la cabeza del paciente conteniendo unos referenciales o fiduciarios que proyectan una imagen en el estudio que se realiza al paciente con el marco puesto. Estos referenciales o fiduciarios permiten al operador extraer tres constantes trigonométricas correspondientes a las tres dimensiones del espacio (denominadas convencionalmente X, Y y Z) y dos ángulos respecto a la horizontal dada por el propio marco (denominados ángulos alfa y beta).

Indicaciones

La biopsia estereotáctica es especialmente útil cuando las lesiones tumorales son múltiples (evita hacer diferentes operaciones), cuando se sospeche que la lesión puede no necesitar cirugía (hay tumores que se tratan sólo con radioterapia y no son operados); cuando haya que descartar diferentes posibilidades diagnosticas en las cuales los estudios de imagen no son específicos (tumor, infección, inflamación, infarto cerebral); cuando haya que vaciar el contenido de un quiste o un absceso profundo (con cirugía convencional se expone a mayor riesgo).

La biopsia estereotáctica es un método muy preciso para tomar muestras de tejidos cerebrales (biopsias de tumores generalmente menores a 1 cm de diámetro que se encuentran en la profundidad del cerebro o en áreas elocuentes) mediante un orificio muy pequeño en el cráneo, de manera que se evita realizar una operación más complicada, lo que conlleva una disminución de los riesgos y del tiempo de estancia en el hospital. El objetivo fundamental es la determinación del diagnóstico de la lesión.

La estereotaxia también puede usarse en:

• Colocación de isótopos radioactivos en el cerebro (Braquiterapia)
• Talamotomias y/o palidotomías para el tratamiento de la enfermedad del Parkinson
• Drenaje de quistes, absesos cerebrales o hematomas profundos

Ventajas de la estereotaxia

• Permite abordar lesiones de menor tamaño ( ≤ 1 cm)
• Algunos procedimientos pueden ser de tipo ambulatorio
• Se la puede realizar con el paciente despierto bajo anestesia local, sin necesidad de intubar al paciente
• Permite la realización de biopsias seriadas
• Se indica en pacientes que no tienen las condiciones clínicas necesarias para someterse a un proceso quirúrgico agresivo o tienen demasiadas comorbilidades y no pueden recibir anestesia general